Los viajes y las filmaciones en Súper-8

Los viajes y las filmaciones en Súper-8

‘La otra esencia era el viaje. Hacer el viaje, varias veces, hasta encontrar a las personas y los espacios, la ruta que genera el hilo conductor.

Hicimos cinco viajes de documentación por las provincias de Salta y Jujuy (Argentina), Atacama, Arica y Parinacota (Chile). Tres de los viajes los acompañamos con la cámara Súper-8, filmando impresiones, deseos de un viaje, de una aproximación a las personas y los espacios.

Estos diarios filmados en Súper-8 han resultado fundamentales a la hora de pensar y escribir la película. Convivir con las comunidades, compartir el día a día de las personas y las festividades permitió reescribir el guión después de cada viaje, pensando en las situaciones vividas. De hecho, durante los viajes, transcribía algunas de las conversaciones y anotaba situaciones a tener en cuenta en el rodaje.

Haber filmado en Súper-8, libre de toda narrativa, desde el deseo, nos permitió acercarnos a las personas y los espacios retratados de una forma más íntima y nos ha dado muchísima libertad a la hora de pensar el montaje.’

Las filmaciones Súper-8 del primer viaje

Imágenes Súper-8 filmadas por Meritxell Colell Aparicio y el director de fotografía Julián Elizalde, que acompañó este primer viaje en busca de las texturas y los tonos del film. La directora de fotografía de la película fue Sol Lopatin.

Dúo: Creation process